canariascoleccion

Difusión de filatelia, numismática y otros coleccionismos

Mañana viernes 13 de mayo matasellos en la ciudad de Aguere.

Nota de prensa del Grupo FIlatélico y Numismático Aguere, dia 12 de mayo de 2022.

Recibida en nuestra redacción la invitación oficial para asistir a la imposición del matasellos V Centenario del Convento de Santo Domingo , 1522-2022, cursada por el Sr. director de la oficina de Correos de San Cristóbal de La Laguna
D. Carlos Alejandro Edel Alvarez y el Sr. presidente del Grupo Filatélico y Numismático “AGUERE” D. Rafael Ángel Raya Sánchez.

El acto de presentación y matasellado del conmemorativo concedido por Correos se celebrará en el Pórtico de la Iglesia de Santo Domingo de Guzmán en la Plaza de Santo Domingo, s/nº 38.201 La Laguna el viernes 13 de mayo a las 10,00 horas.

Documento histórico del acto remitido por el Grupo Filatélico y Numismático Aguere.

FUNDACION CONVENTO SANTO DOMINGO


San Cristóbal de La Laguna “Finalizada la conquista de la isla de Tenerife e incorporada a la Corona de Castilla en 1496, transcurridos veintiséis años después, en 1522, ya existían en ella algunas fundaciones de otras órdenes como son los franciscanos y los agustinos que se habían asentado en las distintas comarcas de la geografía insular. Sin embargo, de la Orden de Predicadores tan solo se había fundado el convento de San Pedro Mártir de Las Palmas. Fue el propio Adelantado Alonso Fernández de Lugo quien:


Propuso a su Cabildo la utilidad que sería para todos el que fundasen para su ejemplo, letras, doctrina y predicación, ayudasen a la nueva conquista espiritual a los nuevamente convertidos y todos los regidores a común acuerdo determinaron que convenía y que se trajesen de la isla de Canaria (a donde habían fundado aquel mismo año) para fundar en Tenerife prometiendo ayudar en todo lo necesario, enviaron a Canaria personero que representase este deseo al Muy Reverendo Padre fray Domingo de Mendoza vicario provincial y Prelado en Canaria.
El propósito del Adelantado fue la fundación en el lugar donde se había instalado las casas del cabild

o o del concejo, donde tenían lugar las reuniones del gobierno de la isla, se administraba justicia y se guardaba la documentación. Por lo tanto, era fundamental que la ciudad más importante (San Cristóbal de La Laguna), se viera representada por la religión en sus distintas órdenes mendicantes, más si cabe sabiendo que ya habían sido fundados conventos de San Agustín y San Francisco.


En Gran Canaria, fray Domingo de Mendoza aceptó la propuesta del Adelantado (13 de mayo de 1522) y envió a Tenerife al padre fray Tomás de Santiago, que era en ese momento vicario del convento de San Pedro Mártir. A su llegada a la isla, tan solo transcurridos dos meses después de la fundación en Las Palmas, es recibido por Alonso Fernández de Lugo quien le ofreció y dio una ermita que tenía del Arcángel San Miguel con los sitios a ella contiguos para que empezase la fundación. Aceptó uno y otro dicho padre y tomó la posesión el 10 de agosto de 1522, esperando a que viniesen de Canaria el Padre Vicario Provincial y otros religiosos. La condición era que dicho Adelantado avía de ser patrono del dicho convento y a la advocación se avía de intitular el propio ángel San Miguel, y en virtud de dicha donación el maestro fray Domingo de Mendoza dio poder al doctor Sancho de Lebrija, teniente de gobernador de esta isla, para que recibiese las limosnas que en esta isla daba los fieles para la fundación de San Pedro Martyr de Canaria y así mismo para que pudiese tomar y aprehender la posesión de los sitios que avía donado el dicho señor Adelantado. Y este poder lo sustituyó el dicho Jaime de Santafé, vecino de esta ciudad.


Esta espera fue larga, ya que transcurrieron cinco años desde la llegada del primer fraile hasta que Mendoza pudo desplazarse hasta Tenerife y ver la fundación de San Miguel de los Ángeles, que era el título que se le había puesto desde un principio. Una vez en La Laguna, el Provincial comprobó de primera mano que los terrenos y la ermita de San Miguel que habían sido donados por el Adelantado no se ajustaban a lo requerido para la fundación del convento, ya que:


Era muy estrecho sitio así para la fábrica como para la huerta de hierbas y hortalizas, que era su sustento ordinario. Por lo tanto, pidió a Fernández de Lugo otro terreno más amplio para la fundación y este le cedió otra de las ermitas que tenía en posesión en la ciudad, la de Nuestra Señora de la Concepción, que estaba apartada como un tiro de mosquete de la de San Miguel. El Adelantado les dio también una huerta que tenía junto a la ermita y, dando a tributo las anteriores huertas de San Miguel, consiguieron fondos para poder instalarse y comenzar la fundación en el nuevo templo a partir del miércoles 15 de mayo de 1527 llamándose convento de Santo Domingo de la Concepción, siendo el primer prior el padre fray Gil de Santa Cruz. Aun así, necesitó ayuda del ayuntamiento, que les dio el 12 de julio de ese mismo año quince doblas para hacer un cáliz y, años más tarde, en 1532, acudieron los religiosos a la justicia y regimiento para que les cedieran algunas tierras para poder concluir la obra de edifcación.

-sic-

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »
Ir al contenido