JULIO VERNE,

el Mundo de la fantasía Y LA IMAGINACIÓN

(a propósito de su relación con Canarias

y con motivo del Centenario de su fallecimiento)

  

Rafael Ángel Raya Sánchez

Tesorero del Grupo Filatélico

y Numismático de Tenerife

 

Quién en su juventud no ha leído algún libro o posteriormente ha visto alguna de las películas realizadas sobre dichos libros de aventuras y ficción del gran autor francés Julio Verne. Yo por lo menos, sus libros para mí fueron los más leídos y entretenidos de mi infancia, mis incursiones hacia el centro de la tierra, por cuevas y grutas, largas y profundas, volcanes, minerales, etc; en una cápsula con destino a la luna, o dentro de un bidón a semejanza de un gran submarino navegando por las profundidades de esos grandiosos océanos, viendo terribles y enormes animales marinos, hizo de mis juegos y pensamientos un entretenimiento y a la vez un aprendizaje indirectamente satisfactorio, así como un engrandecimiento de mi mente y mis conocimientos aunque, tan solo fueran científicamente ficticios o utopías, aunque con nueve o diez años, tan solo eran aventuras para pasar el tiempo con mis amigos.

   

Este año, se cumple el centenario de su muerte, con motivo del mismo, verán la luz reediciones de sus obras, tendrán lugar homenajes internacionales, coloquios y foros en el mundo, etc. Fue el padre de la ciencia ficción, anticipándolo casi todo, el teléfono, el viaje a la luna, la exploración submarina.....paraísos e infiernos en los confines de la tierra.

 

A modo de biografía:              

 

Julio Verne:   (1828-1905), escritor francés considerado el padre de la ciencia ficción moderna. Nació en Nantes y estudió leyes en París. De 1848 a 1863 escribió libretos de ópera y obras de teatro. En 1863 obtuvo su primer éxito con la publicación de Cinco semanas en globo (1863), una fantasía breve que preludia su obra posterior, en la que ya aparecen los elementos básicos de su literatura: aventura geográfica, voluntad didáctica y preocupación por el progreso tecnológico y científico.

Verne despertó vivamente el interés por la ciencia y los inventos en el siglo XIX. Documentaba sus fantásticas aventuras y predijo con asombrosa exactitud muchos de los logros científicos del siglo XX. Habló de cohetes espaciales, submarinos, helicópteros, aire acondicionado, misiles dirigidos e imágenes en movimiento, mucho antes de que aparecieran estos inventos.

 

 Entre sus libros más populares figuran Viaje al centro de la tierra (1864), De la tierra a la luna (1865), Los hijos del Capitán Grant (1867-68) Veinte mil leguas de viaje submarino (1870), La isla misteriosa (1874),  La vuelta al mundo en ochenta días (1873), Miguel Strogoff (1876), etc.

 Las obras de Verne han sido llevadas al cine en numerosas ocasiones. La primera adaptación cinematográfica de Un viaje a la luna fue realizada por el pionero cineasta francés Georges Méliès. Verne fue distinguido en 1892 con la Legión de Honor. Falleció en Amiens.

Pero este pequeño opúsculo, homenaje mío al gran escritor francés en el centenario de su fallecimiento, tiene otra vertiente más interesante y seguramente menos conocida por el gran público y mas concretamente por el canario, y que sin embargo nos atañe y nos interesa mas a nosotros y que seguidamente explicaré.

Entre las muchas obras que escribió, se encuentran las más conocidas y ya nombradas, y otras menos conocidas y quizás de menor importancia para el gran publico y lector, pero no por ello menos interesantes y entretenidas, así como también constructivas, amenas y pedagógicas.

Son por ejemplo: La impresionante aventura de la misión Barsac, El Rayo verde, El Secreto de Maston, El Archipiélago de  fuego, El Soberbio Orinoco, Kerabán el testarudo, El número 9672, y por último y como digo la mas interesante para nosotros la “Agencia Thompson y Cia.”

¿Por que esta obra, la “Agencia Thompson y Cia.”, es tan interesante para nosotros?, pues sencillamente porque se trata, en la inagotable mente de Verne, de una obra que relata un interesante viaje, lógicamente organizado por dicha agencia y que no es otra cosa que una Agencia de Viajes, y estamos hablando de entre 1865 y 1892.

¿Pero solo por que habla de un viaje?, No, sino porque dicho viaje pasa por CANARIAS, y sino lean el Cartel de su propaganda, en la mencionada novela:

 

AGENCIA THOMPSON Y CIA

LONDRES

GRANDIOSA EXCURSION

A los

Tres Archipiélagos

AZORES – MADERA – CANARIAS

Con el magnifico yate a vapor The Seamew

De 2.500 toneladas y 3.000 caballos

Salida de Londres: el 10 de Mayo, a las siete de la tarde

Regreso a Londres: el 14 de Junio a mediodía

Los señores viajeros no tendrán que hacer ningún gasto

a parte del precio estipulado

Guías y Carruajes para Excursiones

Estancia en tierra en hoteles de primera categoría

Precio del viaje comprendidos todos los gastos:

40 Libras Esterlinas

Para toda clase de informaciones dirigirse a las oficinas de la Agencia

Se desea un cicerone interprete   

 

Pero como comprenderán no les voy a contar la historia de la novela, eso queda para Vds., primero si están interesados en la misma y segundo si encuentran la obra en los comercios del ramo o librerías (en la bibliografía les doy datos para ello), si bien les anticipo que describe e informa de interesantes datos de nuestras islas en esa fechas.

 

Nota.- Los sellos reproducidos, corresponde a la colección del Autor y pertenecen a las series emitidas por Mónaco, la primera, en el año 1978, con motivo del 150 aniversario del Nacimiento de Julio Verne (1828-1978) y la segunda en el año 2002, con motivo del 200 Aniversario de La Legión de Honor, creada por Napoleón Bonaparte en 1802, siendo el su Primer Cónsul.

 

Otros sellos relacionados: Francia, Yvert et Tellier:

Número: 1026, año 1955 (Cincuentenario de la Muerte de Julio Verne)

Números: 2247 y 2248, año 1982 (Homenaje a Julio Verne, Sobretasa a beneficio de la Cruz Roja)

Número: 2048, año 1979 (Congreso Nacional de la Federación de Sociedades Filatélicas Francesas, en Nantes – Ciudad de Nacimiento de Julio Verne)

Números: 665, 1586, 2116, 2117 (Catedral de Amiens – Ciudad donde falleció)

   

BIBLIOGRAFÍA.- “LOS CLÁSICOS DEL SIGLO XIX, OBRAS DE JULIO VERNE” de Editorial Plaza y Janés, Quinta Edición, septiembre 1983.-

Catalogo Yvert et Tellier, de sellos de Francia y Mónaco.