INICIOS DEL Golf y otros deportes

 en Tenerife 

Rafael Ángel Raya Sánchez

Tesorero del Grupo Filatélico y

Numismático de Tenerife

(rayasanc@hotmail.com)

 

De siempre el Golf ha sido un deporte elitista, aunque normalmente los grandes golfistas y campeones de grandes trofeos han salido, salvo excepciones, como quien dice de la nada, es decir de las clases inferiores (como ocurre en el tenis, de los “chicos recoge pelotas”, etc.) si bien actualmente y de una época a esta parte, se ha ido desarrollando gracias a los medios de comunicación, la calidad de vida de las personas y a que el hombre siempre trata de igualarse y ponerse a la altura del “vecino” .

 

             En Tenerife, los deportes de clase como fueron el tenis, croquet, badminton, bolos, golf, etc. llegaron de la mano de los visitantes del pasado siglo XIX, sobre todo de los ingleses que venían a pasar largas temporadas, motivados por razones de salud, dado que estas islas estaban  altamente recomendadas por los galenos extranjeros, para las enfermedades respiratorias, pulmonares, hepáticas, etc. derivado de la bondad de su climatología, dada la posición geográfica de las mismas en el Atlántico y el hecho de estar barridas principalmente por los vientos Alisios, haciendo que Canarias gozara de un clima excepcional cálido durante todo el año, hecho que inició el gran desarrollo turístico y hotelero sobre todo en el norte de la isla y más concretamente en el Valle y Puerto de la Orotava, Santa Ursula, Tacoronte, etc.     

 

         

              Hay que decir que estos viajeros, enfermos o turistas, vinieron atraídos e informados por compatriotas ya establecidos anteriormente en el Valle y Puerto de La Orotava, los cuales se establecieron como comerciantes exportadores de productos agrarios del Valle y otras partes de la comarca norteña (plátanos, vinos, papas, verduras, frutas variadas, cochinilla, etc.)     

              Los hoteles tuvieron su desarrollo en el Puerto de la Orotava (actual Puerto de la Cruz) en las primeras décadas del siglo XIX. Inicialmente eran  fondas propiedad de canarios (habitaciones y servicios modestos, eso sí limpios y económicos) y posteriormente otros de propietarios extranjeros (John Turnbull, Luis Camacho –de nacionalidad portuguesa-, etc.), los cuales dieron a estos una calidad y modernidad con lujo y confort para la época (habitaciones amplias y soleadas, cocinas con chef extranjeros, cartas de vinos nacionales y extranjeros, hall para el sexo femenino, salones de lectura y escritura, para fumadores, así como otros dedicados al ocio como billares, cartas; pistas de tenis y campos de golf, etc.); nombrar a modo de pioneros y primeros hoteles  “Turnbull” (1876), “English” fundado inicialmente por la familia Cólogan en 1883, conocido posteriormente como “Marquesa”, la fonda suiza “Honegger”, “Orotava Grand Hotel o Sanatorium” (conocido posteriormente como hotel Martiánez, 1886), etc.

 

  (Tarjeta postal, Ed. Arribas, en la cual se puede ver impreso: “136 – Puerto de la Cruz (Tenerife) Club Inglés. Campo de Golf”).

                Desde el mismo momento de la apertura del Orotava Grand Hotel, se formó una comunidad británica que favoreció la estancia de sus contemporáneos a través de sus templos religiosos (All Saint 1890) Biblioteca Anglicana (The Orotava Library 1902)  y clubes de ocio (British Outdoor Games Club, etc.), convirtiéndose por ejemplo el tenis en el deporte de moda entre las jóvenes inglesas desde 1880.

 

(Tarjeta circulada desde Santa Cruz de Tenerife a Túnez, en el año 1906, en la cual se puede leer impreso: “Gran Hotel Orotava – Tenerife”. Se puede apreciar las figuras de un hombre y una mujer con sendas raquetas, en una pista de tenis del mencionado Hotel.)

            En marzo de 1887 se funda la Taoro Company Ltd. promotora del futuro Hotel Taoro, siendo sus impulsores británicos, victorianos, como Beanes, Pring, Long, Boreham, Hubbard, el Reverendo Nash, etc., hacendados locales de marcado carácter anglófilo. La construcción del Taoro Grand Hotel finalizó en julio de 1893. 

            El Taoro Grand Hotel, organizó el Orotava Golf Club, el campo de juego no se encontraba en los aledaños o en sus terrenos, sino que estaba situado en la finca de la  Quinta Roja en Santa Ursula, en los terrenos cedidos gratuitamente por su propietaria, Doña Sebastiana del Castillo Manrique de Lara, Marquesa de la Quinta Roja, para lo cual el hotel corrió con los gastos para acondicionarlo. Se trajo desde Inglaterra al inglés Tom Dunn para realizar los trabajos. El hotel construyó también la pequeña casa que servia de centro. Un break salía diariamente para llevar a los huéspedes. Su precio era de 2 chelines por persona. También había disponible una suscripción mensual de 20 chelines y otra de 15 días por 12 chelines y 16 peniques. Sin embargo, había dos días libres a cargo del hotel. Pero la distancia impidió que tuviera éxito y por tal razón duró muy poco. No obstante, si algún huésped quería trasladarse para jugar, pedía las llaves en la recepción y se trasladaba por su cuenta.

(Tarjeta circulada desde Padova (Italia) el 4 de Marzo de 1906, a Ragusa (Dalmazia), en la cual se puede leer impreso: “Tenerife. The Peak from the Tennis Court of the Grand Hotel Taoro”. Se puede apreciar un señor colocando la red de la pista de tenis.)

En Tenerife existen actualmente los siguientes campos de golf:  AMARILLA GOLF  COUNTRY CLUB en San Miguel de Abona,  BUENAVISTA GOLF en Buenavista, CAMPO DE GOLF LAS AMÉRICAS en Arona,  GOLF COSTA ADEJE en Adeje,  GOLF DEL SUR en San Miguel de Abona, GOLF LA ROSALEDA PAR 3 en Puerto de la Cruz,  REAL CLUB DE GOLF DE TENERIFE en El Peñón, Tacoronte, GOLF LOS PALOS en Arona, y ABAMA HOTEL RESORT en Guía de Isora. Dichos campos atraen en la actualidad a gran cantidad de turistas, los cuales como antaño vienen a disfrutar del sol, las playas, la bondad del clima y como no a jugar a sus deportes favoritos, entre ellos el golf, tenis, natación, etc.

            El más antiguo y decano de ellos es el Real Club de Golf de Tenerife, fundado en 1932, por lo que aprovecho para felicitarle anticipadamente en su 75 Aniversario que se cumplirá en próximo año 2007 y que espero que se realicen importantes actos y como filatélico que soy se solicite para dicha efemérides un matasello conmemorativo que engrose la lista de los ya existentes en esta bonita temática.

(El recorrido del Real Club de Golf de Tenerife es un par 71 de 5.694 metros para caballeros y 4.960 para señoras, divertido y movido exigiendo al jugador estar en buena forma física para completar sus 18 hoyos.
Desde parte de sus hoyos hay bellas vistas sobre el campo tinerfeño y sobre zonas de amplio cultivo de verduras y árboles frutales.

Gran parte del campo está flaqueando por pequeños y profundos barrancos, en gran parte considerados agua lateral o frontal. Las calles son estrechas y bien cuidadas, con lo cual la bola aguanta un buen golpe a la misma. Los greens son rápidos y movidos, con ante greenes tipo links, donde habrá que calcular bien las caídas ya que las mismas son muy pronunciadas, donde la bola ha de jugarse por bajo siempre que no existan bunkers entre medio, siendo éstos últimos de blanca y fina arena de sílice.

Entre los hoyos más particulares del recorrido, podríamos resaltar el hoyo nº 4, par 4 de 357 metros, difícil por su segundo golpe a green, ya que a la izquierda hay out of bounds, y a la derecha tiene un estrecho y profundo barranco, considerado agua lateral, que exige mucha precisión en el golpe)

 

  (Matasellos del Real Club de Golf de Las Palmas, entidad fundada el 17 de diciembre de 1891, a instancias de un grupo de ciudadanos británicos residentes en Gran Canaria. Su larga vida social y deportiva abarca dos épocas bien definidas: la primera desde el año fundacional hasta finales de la década de los 50, desarrollando sus actividades en el ya desaparecido campo de Lomo del Polvo, actual barrio capitalino de Escaleritas; la segunda, desde esa última fecha en su actual sede de Bandama, instalación realizada en su día por el Cabildo Insular de Gran Canaria, donde se llevaron a cabo diversos actos conmemorativos de su Centenario durante el pasado año 1991. Al tratarse del Club más antiguo de España, sus más de 100 años son los del Golf en nuestro País).

 

                Partiendo de la base que soy un profano en el deporte del golf y que no he tocado un palo en mi vida, he de confesar que mi afición al golf se ciñe meramente al capricho de coleccionar “bolas o pelotas” de dicho deporte, “vírgenes” (nuevas y no golpeadas) de todos los campos de golf de todo el mundo (cuenta mi colección con unas 150 aproximadamente), con sus emblemas o logotipos impresos en las mismas, fetichismo que mi inculcó mi gran amigo y coleccionista de sellos (temáticamente de golf y barcos de vela) y “pelotas” de golf, José Ramón Moreno Fernández Figáres, de Sevilla, Presidente de la Comisión Temática de la Federación Española de Sociedades Filatélicas (FESOFI), Jurado Internacional de Temática FIP y FIAF y Secretario de la Federación Europea de Asociaciones Filatélicas (FEPA).

  Santa Cruz de Tenerife de Santiago, a 25 de Julio de 2006.

 

DOCUMENTOS:

Sellos y sobre, de la colección del Autor.

Tarjetas Postales cedidas amablemente por el coleccionista D. Juan Carlos Pérez Castells.

 

BIBLIOGRAFÍA: 

-         El Golf, Editorial Acento. Alfredo Davilla y Américo López de Frutos.

-         Golf, Calendario Oficial de Competiciones. Real Federación Española de Golf

  

ANEXOS:

Mildred  "Babe" Didrikson Zaharias, (1913-1956): fue elegida en 1950 la mayor atleta femenina de la primera mitad del siglo XX por una votación de la Associated Press. 

Mildred "Babe"  Didrikson nació en Port Arthur, Texas. Destacó en muchos deportes, como el baloncesto, la natación, el atletismo y, sobre todo, el golf. 

Durante la escuela secundaria, adolescente, participó dos veces en el equipo femenino All-American de básquet y cuando tenía 18 años empezó a destacarse en distintas actividades atléticas, desde carreras de velocidad hasta lanzamiento de la jabalina. Estableció tres récords nacionales en pruebas de atletismo. Participó en innumerables competencias de pentatlón y decatlón. 

En los Juegos Olímpicos de Los Ángeles celebrados en 1932 ganó y estableció nuevos récords mundiales en lanzamiento de jabalina (43,69m) y en los 80m vallas (11,7 seg).

 Posteriormente jugó en el básquet profesional, actuó en music-hall y aprendió a jugar al golf. Entre 1936 y 1954 ganó todos los grandes campeonatos femeninos de golf, incluyendo el campeonato amateur de los Estados Unidos (1946), el campeonato del mundo (1948, 1949, 1950, 1951) y el Abierto femenino de Estados Unidos (1948, 1950 y 1954), ambos torneos profesionales. 

 El Abierto de los Estados Unidos de 1954, su tercer torneo ganado, lo hizo después de haber sido operada de cáncer. Fue abatida por esta enfermedad a los 43 años, en 1956.

Un año antes de su muerte, en 1955, se publicó su biografía "This Life I've Led".

 

BOBBY JONES: Jugador norteamericano, ganador del Open Britanico en los años 1926, 1927 y 1930.