El Toisón de Oro y la filatelia 

 Rafael Ángel Raya Sánchez

Tesorero del Grupo Filatélico

Y Numismático de Tenerife

 

El término “toisón” proviene del francés, que era el idioma de los Duques de Borgoña y su corte, con el significado de vellocino o piel de cordero, carnero u oveja. La Orden fue creada por Felipe el Bueno, duque de Borgoña, en la ciudad de Brujas, el 10 de Enero de 1430 (1429 del computo antiguo, cuando el año comenzaba en las Pascuas) con  motivo de su matrimonio con la infanta Isabel de Portugal y Lancaster, y su intención era la de servir para destacar la protección de los débiles y el servicio a la Iglesia y la fe cristiana. Inspirada en la mitológica leyenda del viaje Jasón y los Argonautas en busca del Vellocino de Oro, que se refleja en su nombre e insignia, esta Orden es, junto con la inglesa de la Jarretera, la de mayor nivel, importancia y estima del mundo.                                      

                                          

 (Cuadro de Felipe "El Bueno", portando el collar de la Orden del Toisón de Oro; retratado en 1450, por Roger van der Weyden, abajo filatelizado por Francia en 1969 )

                                

 (Jasón mostrando el toisón dorado a los tripulantes del “Argos”,por J. Van Driesten, Palacio Real, Madrid) 

            Pero volvamos sobre su origen, pues hay muchas leyendas. La más poética alude a que Felipe tomo la simbología, como he dicho antes, representativa de la leyenda mitológica de los argonautas, en la que Jasón y sus compañeros emprenden un viaje para rescatar la piel del carnero (vellón o toisón), trenzada de oro y consagrada a Zeus. La más popular y mundana, cuenta que el Duque de Borgoña entró en los aposentos de su dama y encontró un mechón rizado y rubio de vello púbico. Tal fue la vergüenza de ésta y la burla que hicieron los caballeros que acompañaban al duque, que Felipe decidió crear una orden, símbolo de la más insigne nobleza, cuyo collar representaría el “vellón” de la dama. Se dice también de otra leyenda que afirma que el toisón representa los vellos de las veinticuatro amantes que, al parecer, tuvo Felipe, que juntos y entrelazados colgaban de un collar que él lucia con orgullo. La corte se mofaba de ello y por ese motivo y a los efectos de dignificar el collar, creó la orden civil de más prestigio imaginable, siguiendo el modelo de la Orden de la Jarretera inglesa, a la que pertenecía.  

             El toisón o vellocino pende de un collar formado por eslabones estilizados en forma de B y pedernales despidiendo llamas entrelazados, con el lema : “Ante feriti, quam flamma micet” (Hiere antes de que se vea la llama), inspirado en un pasaje del Libro de los Jueces, en la figura de Gedeón, juez y libertador del pueblo judío contra los medianitas, siendo el epígrafe de la Orden de Confraternidad y Amigable Compañía, que como tantas otras corporaciones de caballería, servía en sus orígenes a la iglesia y a la fe cristiana, como he indicado anteriormente.

             El primer Capitulo de la Orden se celebró en la ciudad de Lille en el año 1431, siendo el primer canciller de la misma, Jean Germain, obispo de Nevers.

          

 

              

 (Sendas Cartas prefilatélicas francesas, una circulada desde LILLE a PARIS, el 24 de marzo de 1816, con marca en doble línea de portes pagados de Lille en tinta roja   P. 57 P. LILLE  , ciudad donde se celebró el primer capitulo de la Orden del Toisón de Oro, así como Ps.Ps. recuadrada en tinta negra.

La otra circulada desde NEVERS a SAUVE, departamento del Gard, el 5 de marzo de 1830, con marca en doble línea de portes pagados de Nevers en tinta negra  P. 56 P. NEVERS, así como fechador de salida igualmente en tinta negra )  

             Años mas tarde y de la mano del Emperador Carlos V de Alemania, la orden nacida en Borgoña vino a parar a un rey español, el cual se convierte por herencia paterna en Gran Maestre de la Orden. Se modificaron sus estatutos, se amplio el numero de sus miembros y la catedral de Barcelona fue el escenario de la celebración de un gran capitulo en el año 1520, del que, se conserva la sillería del coro con las armas de los cincuenta y un caballeros que lo integraban, en su mayoría reyes, príncipes y señores de la nobleza. El prestigio y la fama de la insigne Orden era universal, la entregaba el Rey de España, el que era entonces el Señor de dos Mundos, el mas poderoso príncipe de la Cristiandad.       

                                                                       

             (Carlos I de España y V de Alemania, filatelizado en el año 2000 por Bélgica con motivo de su 500 aniversario, y D. Juan de Austria, hijo bastardo de Felipe II, filatelizado por España, con motivo de la Batalla de Lepanto, ambos con el collar de la Orden del Toisón de Oro )

             Tras la muerte de Felipe II, en una Europa dividida entre protestantes y católicos, la Orden que poco a poco abandona su naturaleza de flamenca, toma como estandarte la religión, no volviéndose a reunir sus Capítulos y viéndose convertida en un premio a la lealtad, recompensa de servicios y trofeo de victorias. Felipe III Rey de España, VII Jefe y Soberano de la misma, juró y tomó posesión de la Soberanía de la Orden en abril de 1598.

                                                               

 (Reyes españoles, Carlos III y Carlos IV , con el Collar del Toisón de Oro)

 Será a partir de Fernando VII   cuando pierda su naturaleza, permitiéndose la entrada de personas no católicas, el acceso a la Real Cámara a través del Tocador de la Reina, y la creación de una insignia o distintivo para sus miembros.

                                                                     

 (El collar del Toisón de Oro, en sendos reyes españoles: Fernando VII y Alfonso XII)

             Con Don Alfonso XII se convierte en condecoración y la evolución histórica continua. Al abdicar el Rey Alfonso XIII en su hijo Don Juan de Borbón, Conde de Barcelona, este paso a ser Soberano Gran Maestre de la orden, y en su calidad de tal, otorga el collar a su propio hijo, el cual ostenta en la actualidad la Soberanía y Gran Maestrazgo desde el 14 de mayo de 1977.  

                                                             

(Sello del Rey Juan Carlos I de España, y escudo de armas del Príncipe de Asturias D. Felipe de Borbón y Grecia, heredero a la Corona , ambos con el collar de la orden del Toisón de Oro)  

La Orden tiene una sola categoría, la de Caballero del Toisón de Oro, y desde 1985, por disposición del Rey, se otorga también a damas, habiendo  sido su primera destinataria la reina Beatriz I de los Países Bajos.

 La propiedad de los collares pertenece a la Orden, por lo que, al fallecer los condecorados, sus familiares deben devolverlos a los soberanos españoles, si bien la realidad, es que siempre se “pierden” y nunca son devueltos. Se calcula que hay circulando por el mundo unos cuatro mil ejemplares.

             En la actualidad, la Orden tiene entre otros españoles, los siguientes caballeros, independientemente de los ya nombrados, nuestro  Rey y su hijo el príncipe de Asturias D. Felipe de Borbón y Grecia (1981) : Carlos de Borbón-Dos Sicílias, duque de Calabria, Constantino de Grecia, Carlos Gustavo de Suecia (1983), Juan I, Gran Duque de Luxemburgo (1983), el emperador Aki Hito del Japón (1985), la reina Margarita II de Dinamarca (1985), la reina Isabel II del Reino Unido de la Gran Bretaña e Irlanda del Norte (1985), el rey Harald V de Noruega (1983) y Alberto II rey de los belgas (1994), etc.

                                                  

             En San Cristóbal de La Laguna, Ciudad Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, a 24 de Junio de 2007, festividad de San Juan Bautista.